Saltar al contenido

3 tipos de azulejos de baño para revestir las paredes de esta estancia

    ¿Pensando en cambiar el aspecto de tu baño? Cuando piensas en hacer una reforma de estas características, es fácil que tengas dudas sobre los azulejos de baño que utilizar. Hoy te hablamos de 3 tipos que deberías valorar ¡No te los pierdas!

    Azulejo tipo metro, de hoy y de siempre

    Este tipo de azulejo surgió sobre el año 1900, cuando se utilizaba en las estaciones de metro de Nueva York. Desde entonces se ha seguido usando en el mundo del interiorismo y ha pasado a ser muy usado en sus diferentes versiones: horizontal, vertical, con juntas negras, con relieves… Una opción que, dependiendo de su forma de uso puede cuadrar en muchos estilos diferentes.


    Mármol o porcelánico de grandes dimensiones

    El mármol siempre ha sido una opción natural muy utilizada en las bancadas de las cocinas. El elevado precio de este material, ha hecho que surjan alternativas como el porcelánico, que imita las vetas y texturas de la naturaleza.

    Actualmente, el uso de este material (y sus imitadores) se ha trasladado a las paredes. De esta forma, el mármol y el porcelánico en sus versiones de grandes dimensiones, se han convertido en unos de los tipos de azulejos más demandados.


    El más común de los tipos de azulejos de baño

    El azulejo cuadrado es uno de los más utilizados durante años en las reformas de baño. Sin duda, es una opción útil y común, pero a veces puede resultar aburrida. Por eso, en los últimos años se ha optado por usarlo en combinación con la pared lucida, de esta manera se consigue un toque diferente y moderno. Eso sí, debes hacerlo en paredes que no estén muy expuestas a la humedad para evitar problemas.

    Usando diferentes tipos de azulejos de baño puedes crear composiciones de todo tipo. Echa un vistazo a nuestras reformas e inspírate para hacer ese cambio en tu vivienda que tanto deseas.