Saltar al contenido

Reglas para mezclar estilos decorativos y no fracasar en el intento

  • por

Esta semana hemos estado haciendo fotos a la última vivienda en la que hemos acabado una reforma, y no podemos estar más felices del resultado. En ella se combinan elementos rústicos y modernos de una forma elegante y sencilla. Así que hemos decidido aprovechar este momento para explicarte como mezclar estilos decorativos con éxito.

Lo primero, quiero que te hagas una idea del resultado que ha dado de la combinación rústica y moderna en la cocina que hemos reformado. Ana, la dueña de la casa, optó por mantener las ventanas de origen, y a partir de aquí surgió todo lo demás. Rescatamos el material original que había debajo del tabique, que hará de conexión entre el salón y la cocina, aportando un toque rústico más al estilo actual de la vivienda.

Y ahora que ya sabes por qué nos ha enamorado esta combinación, es el momento de enseñarte como mezclar estilos decorativos con éxito:

Normas para mezclar estilos decorativos y no fracasar en el intento:

1. Elige un estilo principal en tus interiores

En primer lugar, es importante que te centres. No quieres que tu casa parezca un bazar, así que opta por un estilo principal y uno secundario. En este caso, tres son multitud. La proporción ideal de elementos de uno y otro estilo, es 80/20. Por ejemplo, en el caso de nuestra reforma el 80% es de estilo moderno y el 20% son toques rústicos.

2. Agrupa elementos

Esta regla es básica a la hora de decorar (y no sólo para combinar estilos). Agrupar los elementos decorativos por formas y tamaños, te ayudará a crear un equilibrio en la composición muy agradable a la vista.

3. Ten en cuenta los pesos visuales

¿Los qué? El peso visual es la importancia que alcanza un elemento en la estancia, y esta debe estar compensada por la influencia de otro elemento en la parte opuesta para lograr un equilibrio. ¡Keep calm! con un ejemplo lo entenderás mejor:

En esta imagen vemos la combinación de muebles con un toque industrial con una estancia predominantemente nórdica. Si te das cuenta en la parte derecha encontramos la estantería industrial, y a la izquierda la mesa. Esta situación es la que nos ayuda a equilibrar los pesos y conseguir mezclar estilos decorativos con éxito.

4. Mezclar estilos decorativos es fácil utilizando tonos neutros

Usar tonos neutros es un buen recurso para simplificar la tarea de combinar estilos. Al optar por un blanco, gris claro o beige, es más fácil que los elementos que añadas combinen bien entre sí.

5. Limita la paleta de color

Como decíamos, utilizar tonos neutros es un buen recurso, pero normalmente no vas a ceñirte sólo a éstos. Cuando añadas más tonos a tus decoraciones limita la paleta que utilices, esto te ayudará a crear armonía en la composición.

6. Combina por todo el espacio

Para entender este último punto, puedes tomar como referencia la imagen de la regla 3. Y es que para que los estilos queden bien integrados, es necesario que haya de ambos alrededor de todo el espacio, distribuyendo su peso visual correctamente.

Y hasta aquí han llegado estas reglas para mezclar estilos con éxito. Esperamos que te sean útiles en tus composiciones, y como siempre, si te animas a utilizarlas etiquétanos en las redes para poder ver el resultado.