Saltar al contenido

El mueble, la mampara y la hornacina de obra que cambiaron radicalmente este baño

  • por

Para Sergio y Ana había llegado la hora de dar una nueva vida a su baño. Una pequeña reforma, un mueble, una mampara y una hornacina de obra después; dieron vida a un nuevo espacio moderno y actual.

Un cambio en el ambiente

Además de los elementos de los que hablaremos más adelante, hubo un cambio muy importante en este proyecto, un cambio que envolvió toda la reforma dando  una luz y un estilo completamente diferente: el alicatado y el suelo.

El suelo pasó de combinar tonos negros moteados a un porcelánico imitación de madera. El nuevo azulejo da una calidez especial al espacio, sin renunciar a la comodidad que supone este material en una estancia en la que abunda la humedad.

En las paredes se mantuvo un tono claro, esta vez sin cenefa a media altura y apostando por un azulejo completamente liso. Se trata de una elección que, sin duda, aporta amplitud y claridad al baño.

Un mueble con líneas rectas

El primer elemento cambiado, lo vemos al entrar. Un mueble de baño sencillo y recto sustituye al pasado lavabo redondo, que había anteriormente. Las líneas rectas, sencillas y sin tiradores, ayudan a crear ese estilo actual que reina tras la reforma.

Bañera por ducha y la llegada de una mampara

El crecimiento de los peques de la casa hizo que Sergio y Ana se decidieran por cambiar bañera por ducha. Este cambio, vino acompañado de una bonita mampara con rayas translúcidas que ayuda a dar esa sensación de amplitud que se busca a lo largo de todo el proyecto.

La hornacina de obra

El elemento más original en esta reforma de baño, puede que sea la hornacina de obra que encontramos enclaustrada en la pared. Este elemento sirve de soporte para champús, geles y otros utensilios de baño.

Como ves con una reforma sencilla y algunos elementos, podemos convertir un espacio anticuado en un lugar completamente diferente. ¿Tú también quieres? ¡Contacta ya con nuestro equipo!