Saltar al contenido

Un mobiliario de cocina con molduras renueva por completo una vivienda de un pueblo valenciano

    Hay proyectos en los que, por las características de la vivienda, se acaban aprovechando algunos elementos originales. Es el caso de esta casa en un pueblo al norte de Valencia. Recurrimos a un mobiliario de cocina con molduras para mantener un estilo vintage que pegaba a las mil maravillas con el pavimento original de la estancia. ¿quieres saber más detalles? No dejes de leer.

    Cambio de melamina a una cocina con molduras

    Nos encanta el resultado de la reforma de esta cocina. La elección del mobiliario en 180 Grados Cocinas no pudo estar más acertada. Con el color blanco, se crea un ambiente mucho más luminoso. Además, se trata de un color que, junto a unos tiradores negros, combina a la perfección con el suelo.

    Las molduras de las puertas dan un toque rústico a la composición. Un estilo que queda estupendamente con el pavimento hidráulico de origen. El resultado es una composición que roza lo vintage, pero con unas calidades y acabados de lo más modernos.

    Mobiliario de alta calidad y origen español

    Para reformar esta cocina, recurrimos a 180 Grados, nuestro proveedor de confianza en mobiliario, quien hizo todo el diseño los módulos y accesorios de Delta Cocinas.

    Los muebles, pertenecen al modelo Dakota. Son  lacados, con madera de primera calidad y de origen nacional. Además, permiten una gran personalización en cuanto a profundidad, medidas y adaptabilidad. Así, se consigue aprovechar cada rincón de la cocina optimizando su capacidad.

    Un espacio de estilo vintage donde se cocina como antes

    La permanencia de otros tiempos, no sólo se ve en el suelo o el estilo del mobiliario, la dueña de la vivienda decidió optar por una cocina de gas, de esas que te permiten cocinar y degustar la comida como antes.

    Se trata de un conjunto muy personal, con reminiscencias del pasado y un presente muy latente. Como ves, la cocina con la que sueñas es posible, y si no, la creamos.