Saltar al contenido

Como dar amplitud a una habitación en 5 sencillos pasos

    Si hace unos meses hablábamos de cómo ahorrar espacio y tener todo ordenado, esta semana le ha toca el turno a los trucos para dar amplitud a una habitación. Y es que, sólo teniendo en cuenta estas 5 recomendaciones tendrás más espacio visual en cualquier estancia. ¡Toma nota!

    Dar a amplitud a una habitación es fácil si sabes cómo

    Homogeneidad al poder

    Los tonos neutros y claros siempre son un acierto. Los colores claros reflejan más la luz, creando estancias luminosas, cómodas y muy amplias.

    Si te aburre un mobiliario todo blanco, combina con tonos similares pero sin renunciar a la claridad. Te sorprenderá el espacio visual que se gana.

    Todo despejado

    El orden y la limpieza son una de las claves fundamentales a la hora de dar amplitud a una habitación.

    Cuanto más despejada este una estancia más sensación de tranquilidad te transmitirá. Para conseguirlo opta por guardar todos los elementos que puedas. Incluso puedes recurrir a opciones originales como esta televisión que queda camuflada en el techo, dejando un espacio limpio y despejado.

    Armarios empotrados

    Los armarios empotrados, e incluso los divididos en dos alturas como en el caso de este lavadero, son un imprescindible a la hora de ganar espacio visual. Si elijes paneles lisos darán la sensación de ser parte de la pared y ayudarán a conseguir el efecto deseado.

    Usa la luz a tu favor

    Coloca los muebles aprovechando la luz natural, nunca en contra de esta. Si eliges poner cualquier elemento contra la luz, inmediatamente reducirás el espacio.

    Todos los rincones son buenos

    Cualquier rincón es aprovechable para dar amplitud a una habitación. Si aprovechas bien todos los espacios, conseguirás eliminar trastos innecesarios y ganar en espacio de almacenaje para mantener el orden.

    Puede que estos consejos para dar amplitud a una habitación te parezcan algo básicos, sin embargo, muchas veces los olvidamos y terminamos con espacios angostos que no dejan respirar. Antes de hacer una reforma o decorar una estancia, piensa con calma cómo podrás sacarle el máximo partido. Y si no, consulta a un profesional seguro que sabrán cómo ayudarte.