Saltar al contenido

Lo que nadie te dijo que debías saber antes de reformar tu casa si tienes perro

    Aprovechamos el día mundial del perro para rendir homenaje a nuestros compañeros de cuatro patas con un artículo especial. Hoy hablamos sobre cosas que debes tener en cuenta al reformar tu casa si tienes perro. Y es que, si eres fan de este tipo de animal y vas a hacer cambios en casa, hay ciertas cosas que deberías plantearte. ¡Toma nota!

    Control del espacio

    Si tienes perro ya debes saber que es normal que tenga insistencia en estar donde está «su familia». Muchas veces, si no tienen un sitio propio, reivindican un lugar en el sofá, la alfombra o la cama. Y es que les gustan los sitios calentitos donde estar a cobijo. Por eso, si no quieres que invadan tus muebles, deberías reservar un hueco donde poner su cama y pueda estar acompañado.

    Además, si tienes una vivienda de grandes dimensiones, plantéate optar por espacios diáfanos para que tu mascota pueda tener todo bajo control sin moverse continuamente (sí, nos referimos a perseguirte por cada esquina de la casa cuando te mueves).

    Escoge bien la pintura

    La pintura que elijas para tus paredes será decisiva teniendo un perro en casa. El roce del cuerpo al tumbarse, sus patas al apoyarse o incluso algún «accidente» fisiológico, puede ser un desastre si no cuentas con la pintura adecuada.

    Además de optar por un material lavable, las pinturas satinadas siempre tienen un «plus» de facilidad para limpiar.

    No olvides el suelo

    Quizás el suelo sea una de las cosas más importantes a tener en cuenta cuando vas a reformar tu casa si tienes perro. Aquí te dejamos una lista de los mejores suelos para tu mascota:

    PVC

    Son muy resistentes a la humedad y a penas sufren ralladuras por las pezuñas.

    Suelos laminados

    Son estéticos y resistentes, ya que cuentan con una capa protectora. Como inconveniente cabe destacar que son bastante resbaladizos, por eso elegir esta opción va acompañada de colocar alfombras.

    Bambú

    Son muy resistentes a manchas y al desgaste. Además, son una excelente opción para los más respetuosos con el medio ambiente.

    Corcho

    Otra opción ideal para las personas comprometidas con el medio ambiente. Además es un material antimicrobiano, es decir, reduce el moho y los alérgenos.

    Piedra

    Es de los materiales más resistentes, pero también más caro. Además, a algunos animales les incomoda (sobre todo en invierno) por ser muy frío.Como ves, existen varios factores a tener en cuenta a la hora de reformar tu casa si tienes perro, y si no los dejas de lado tu mascota te lo agradecerá. Además, cada casa cuenta con factores específicos que se pueden amoldar de forma única a tu mascota. Si tienes una mascota y estás pensando en una reforma, lo mejor es que consultes a tu estudio de interiorismo de confianza ¡Sus ideas te sorprenderán!