Saltar al contenido

Una cocina blanca abierta de estilo moderno y elegante

  • por

¿Hay algo mejor que ver una estancia renovada y enamorarte del resultado? En Integra creemos que no, y es lo que nos pasó con esta cocina blanca abierta que forma parte de una reforma integral en la zona centro de Valencia. Después de ver el antes y el después, el flechazo fue absoluto. Sigue leyendo ¡Te contamos todo lo que hicimos!

Abrir espacios para aprovechar la luz

Para esta reforma en el centro de Valencia, colocamos la cocina en una zona muy luminosa, comunicada con toda la vivienda. Para ello prescindimos de tres tabiques (situados en la parte inferior derecha del plano). Esto nos permitió aprovechar la luz de dos ventanas, iluminando un gran espacio que ahora ha pasado a ser el corazón de la vivienda: La cocina blanca abierta que da un estilo moderno y elegante a este piso.

Unos azulejos que no desentonan dentro de una cocina blanca y abierta

Sin duda, uno de los elementos que más personalidad dan a esta estancia, son los azulejos en relieve que forman parte del aplacado. Su volumen hace que la simplicidad de una cocina en tonos claros, quede compensada con un estilo moderno y diferente.

Las sombras creadas por las hendiduras, otorgan un tono distinto a la claridad que reina en el entorno. Al mismo tiempo, su color base, da unidad al resto del espacio abierto.


Luces de trabajo que facilitan su uso

El espacio de trabajo en la bancada se ha cubierto con una tira de luz led que permite mejorar la visibilidad a la hora de manipular los alimentos. Además, este detalle lumínico, permite crear un ambiente diferente de luces tenues cuando la iluminación principal se apaga.

Todo al blanco en las verticales

Una de las peculiaridades del diseño de esta cocina es que todos sus elementos verticales son de color blanco, hasta el punto de escoger los electrodomésticos en este color. De esta manera, se aumenta la uniformidad dentro de una estancia grande, que acaba rompiéndose por las líneas horizontales de las que hablaremos a continuación.


Horizontales que marcan ritmo y contraste

Si el relieve de los azulejos compensaba la claridad del resto de elementos, la bancada aparece en acción para romperla por completo. Unas piezas de granito negro en forma de «U» dividen por la mitad el entorno claro. Gracias a éstas, una cocina blanca y abierta que a priori podría parecer simple, se convierte en un espacio sencillo, moderno y muy elegante.


Antes de abandonar este artículo, no podemos dejarte sin ver el «antes»  ¿Te suenan de algo estos ventanales? Seguro que ahora ya entiendes nuestro flechazo por esta reforma.